alarde público

AlardePúblico, Único y NOdiscriminatorio

Alarde público

Dicen que “todo esto de los Alardes de Irun y Hondarribia”, se debe a que en 1996 un grupo de mujeres hizo pública su decisión de participar en ellos. No es cierto. La causa de la violenta reacción contraria, que sigue viva aunque en sus formas parezca suavizada, está en la incapacidad de un importante sector de población de asumir que los Alardes han de reflejar (como han hecho siempre) los cambios generales de nuestra sociedad… O tal vez reflejen, precisamente, que hay mucho de apariencia y poco de fondo en esto de la igualdad.

Mientras la normalidad no sea lo normal, esta web intentará acercarse a ella: noticias de los ensayos, horarios, notas internas, galerías de fotos, etc. Sin violencias, sin victimismos, sin estridencias, con todo el buen humor posible. Como ya cantó Jabier Muguruza: txapela jantzita, badoa.

Alarde público

Agradecimientos: tenemos mucho que agradecer a mucha gente y colectivos, del Bidasoa y de fuera, aunque la mayoría no quiere que se le cite porque “solo hacen lo que hay que hacer”.

En cuanto a las instituciones (entendidas en su sentido más amplio), sin duda alguna Emakunde, y la Diputación Foral de Gipuzkoa –y no solo la Dirección de Igualdad–, son las que han hecho económicamente viable que cada año se visualice la igualdad en las fiestas bidasoarras.

El apoyo explícito de Ararteko también es estimable, aunque, evidentemente, de menor resultado práctico. El resto… un amplio abanico entre el apoyo teórico, el condicionado, el intermitente, el palo y la zanahoria, la indiferencia e incluso, en el caso del Ayuntamiento, la beligerancia.

Hasta cuándo, ya se verá. Ojalá podamos agradecer más pronto que tarde a más instituciones.